Banner
Banner
For you  高橋真梨子 高画質 高音質
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
HINAMATSURI PDF Imprimir Correo electrónico
Artes Japonesas - Artes
Escrito por Fernando Kondo   
Miércoles 07 de Abril de 2010 03:00

Hinamatsuri o Hîna-asobi es el festival de las muñecas, destinadas a las niñas, celebrado el 3 de marzo de todos los años en Japón.


El Hina-matsuri o Hina-asobi es una de las 5 festividades anuales del Japón agrupadas bajo el nombre de Go-Sekku (1), en la cual, se invoca por el crecimiento en salud y la felicidad de las niñas. Se lo conoce también como Jôshi (o bien, Jômi) no Sekku.
En el pasado se celebraba todos los  3 de marzo del calendario japonés (tipo de calendario lunisolar), actual mes de abril. No obstante, a partir de 1873 (año 6 de la era Meiji),  tras la reforma del calendario y la adopción del calendario gregoriano, comenzó a celebrarse todos los 3 de marzo del nuevo calendario.
Pese a la mayoría, todavía existen regiones que festejan esta fecha según el calendario antiguo, es decir, el 3 de abril del calendario nuevo, así como sucede en las regiones de mucho frío del norte como Tôhoku y Hokuriku. Como la fecha, según el calendario antiguo, coincide con la floración de los duraznos, esta festividad se lo conoce también como Momo (durazno) no Sekku.

1. Go-Sekku: Sekku es el día que constituye el punto de inflexión de las estaciones en el cual se efectúan las festividades tradicionales. Son 5 en la actualidad, de ahí el prefijo Go.

En esta fecha, las niñas decoran los Hina-ningyô (muñecos Hina), que representan los personajes de la corte imperial del período Heian (794 a 1192), vestidos con kimonos tradicionales y dispuestos en diferentes niveles de una plataforma escalonada (3, 5, 7 u 8 escalones), o simplemente, las figuras correspondientes al Emperador y la Emperatriz, acompañadas de flores de durazno, y disfrutan, entre otras cosas, de la degustación del sake blanco y de diferentes platos típicos para esta fecha.

Historia

No se conoce con certeza cuando empezó esta costumbre, aunque, lo cierto es que  originalmente no era una celebración exclusiva de las niñas.

En la China antigua, existía una ceremonia conocida como Jôshi (o bien, Jômi) no Setsue, en el cual los días “Mi” a principios de marzo se practicaba el ritual de purificación del cuerpo con agua en las riberas, seguida luego de un banquete. Se creía que en estos días de cambio estacional existía una mayor vulnerabilidad a las malas influencias con la consiguiente necesidad de despojarse de los males causales del infortunio.
Esta costumbre China llegó al Japón y se fusionó con un ritual de purificación existente en el Japón desde antiguo, que consistía en transferir a una figura con forma humana (Hitogata) las propias impurezas y los males frotándola al cuerpo. La práctica al principio limitada al emperador, se transformó en un evento de la corte en el período Heian (794 a 1192), en lo que se conoce como Jôshi (o bien, Jômi) no Harai. La ceremonia comenzó a practicarse todos los años, con la presencia de religiosos para que ofrecieran las oraciones, en tanto que los partícipes frotaban al cuerpo los muñecos (fabricados de hierba, paja, papel, etc.), y luego,  los soltaban a las aguas, junto a las ofrendas, para que se los llevara la corriente del río o mar (Nagashi-bina).                   

El Nagashi-bina que se practica hoy en algunos lugares es un resabio de esta costumbre del pasado.

Coincidentemente en la misma época, entre las niñas de la aristocracia estaba en boga un juego conocido como Hina-asobi o Hîna-asobi, que consistía en el juego con muñecos de papel y con diferentes muebles y artefactos del hogar en encantadoras miniaturas, obedeciendo al significado de la palabra Hîna.
Este Hina-asobi se fusiona con el ritual de purificación (Jômi no Harai), dando lugar al nacimiento de un par de muñecos de papel, masculino y femenino,  llamados Tachi-bina (Hina erguidos). Que conformaron el prototipo de los Hina-ningyô (muñecos Hina).                                                                        

Con el desarrollo de la tecnología de fabricación de muñecos y el incremento de la excelencia de Hina-ningyô, pasan de aquellos que se sueltan en las aguas de ríos o mares (Nagashi-bina), a la categoría de ornamental. Con el tiempo, entre las familias de alta clase, se impone la costumbre de darles a las novias como parte del ajuar, el juego de Hina-ningyô de lujo, siendo los preferidos los que representaban la boda o los objetos de la boda.
Pronto, en el período Edo (1603 a 1867), la costumbre del Hina-matsuri es adoptado como uno de los eventos de la corte y por el Ooku (sector del castillo en que residían las mujeres del entorno del Shôgun: la madre, la mujer y concubinas, etc.) del castillo de Edo.
El Hina-asobi, que en un principio era privativo de la clase alta, comenzó a incorporarse entre la población común de Edo.
A principios de este período, el juego de Hina-ningyô estaba conformado por una par de muñecos, masculino y femenino, acompañados de ofrendas, celebrándose el acontecimiento con moderación. No obstante, para mediados de este período, los  Hina-ningyô se vuelven más sofisticados y lujosos, con espectaculares biombos laminados en oro.
El gobierno (shogunato Edo o Tokugawa) establece Jômi no Sekku o Momo no Sekku o Hina-matsuri como el Sekku exclusivo de las niñas y como uno de los 5 Sekku, junto al Tango no Sekku, celebración exclusiva de los niños.
Los Hina-ningyô, con el tiempo, se transforman en el símbolo de la opulencia de la familia sufriendo una escalada creciente en su suntuosidad y dimensión, por lo que el gobierno de Edo se ve obligado a regular las dimensiones de los muñecos restringiéndolo a unos 24 cm de altura para evitar los excesos.
Para fines del período Edo y principio del período Meiji (1868 a 1912 ), el juego de Hina-ningyô, pasa  a tener numerosos integrantes dispuestos sobre una plataforma escalonada acompañadas, además, de una serie de objetos en miniatura que representan el ajuar, los elementos de la cocina, los instrumentos de los integrantes, etc.  

De esta manera, se implantó la costumbre de  festejarle a las niñas, su primer Sekku al nacer y los sucesivos, disponiendo los Hina-ningyô, invocando por su saludable crecimiento y una vida feliz, transfiriendo a estos muñecos todos los males y las impurezas.

Integrantes del Hina-ningyô

● Los Hina-ningyô representan los personajes de la corte imperial del período Heian (794 a 1192), ataviados con el vestuario tradicional de la época. En la plataforma escalonada se disponen los siguientes integrantes.


1) Emperador y Emperatriz

2) 3 Kanjo (3 damas de la corte)

Una de ellas se presenta con “ohaguro” (dientes teñidos de negro), símbolo de mujer casada o de mujer soltera de edad avanzada, y cejas depiladas.

3) Gonin Hayashi (5 músicos)   

Representados por los 5 músicos del Nô: el flautista, el cantante y los 3 Percusionistas de: Kotsuzumi (tambor pequeño percutido con la mano o con un bachi), Ootsuzumi (variante más grande de la anterior) y el Taiko.
En ocasiones, puede verse  5 o 7 músicos del Gagaku (música orquestal d e la corte).

4) Zuishin (Ministro Superior de Estado)

Ministro Superior de Estado (Sadaijin): Anciano a la derecha
Ministro Inferior de Estado (Udaijin): Joven a la izquierda
Además, son soldados de escolta.

5) 3 Jichô o Sannin Jôgo

Personal de tareas diversas en la corte. Se presentan: enojado, triste y sonriente (ikari-jôgo, naki-jôgo y warai-jôgo, respectivamente).
 Cada uno presenta en sus manos una herramienta característica.

6) Ajuar de la Emperatriz, cerezo (derecha) y naranjo silvestre (izquierda), etc.







● En los Hina-ningyô más simples hay aquellos de plataformas de 3 escalones o simplemente el Emperador y la Emperatriz con algunos accesorios como el biombo.

¿Qué se degusta en el Hina-matsuri?


Dos confites típicos de Hinamatsuri:


1) Hishi-mochi  (foto 1): tradicional pastel de mochi romboide tricolor: verde, blanco y rosa, representado los inicios de la primavera con los nuevos brotes por debajo de la nieve residual y el durazno  floreciendo (ver tabla). Estos colores se arraigaron como los colores de esta celebración. Aunque, hoy, también se han incorporado otros colores alegres como el amarillo.



Color

Representa

Simboliza

Verde

El brote

Expulsar los malos espíritus

Desintoxicación

Blanco

La nieve

Pureza

Prosperidad y longevidad

Rosa

La flor del durazno

Ahuyentar los infortunios

Salud

2) Hina-arare (foto 2): confite multicolor. En Kantô (Tokio y alrededores) es dulce y está hecho a base de arroz (derecha de la foto 2). En Kansai (Osaka, Kyoto y vecindades) se trata de bolitas de mochi multicolor, salados y de 1 cm de diámetro aproximadamente (izquierda de la foto 2).

Dos platos típicos de Hinamatsuri:

1) Chirashizushi (foto 3): Sushi presentado en un recipiente con numerosos ingredientes que le brindan riqueza cromática.

2) Osuimono de Hamaguri (foto 4): Sopa de almejas conocido como Hamaguri.

Junto con estos platos y confites, son infaltables las bebidas como Shirozake (sake blanco con 10% de alcohol) y el Amazake (sake dulzón). Dentro de este último se tienen los que presentan una muy baja graduación de alcohol, por lo que pueden beber también los niños. En el pasado se bebía el Tôkashu, un sake con pétalos de durazno. El durazno se lo asocia, además, con la longevidad expulsando los males de nuestro organismo.






Fernando Kondo


 
Banner
Banner
Banner

Encuesta de Edades

¿Cuál es tu edad?