Banner
Banner
Kodo - "O-Daiko" - HD (japanese drummers - Taiko - tambours géants Japon)
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Tatami - Parte 1 PDF Imprimir Correo electrónico
Colectividad - Japón
Escrito por Fernando Kondo   
Martes 20 de Julio de 2010 15:38


TATAMI (1ª parte)

 


El Tatami es un elemento esencial de revestimiento del piso de toda casa de estilo japonés tradicional. Algo más de 1200 años acompañando y siendo testigo de la vida de los japoneses,  su confortabilidad sumada a una serie de virtudes a favor de la salud y el bienestar, explican el fuerte apego de los japoneses al Tatami. La historia del Tatami no solo explora el pasado del Tatami, sino de la vida de los japoneses, permitiendo sondear desde otro ángulo los acontecimientos del Japón.

 

El Tatami es un elemento esencial de la arquitectura japonesa tradicional. Es un material de revestimiento del piso de una habitación tradicional de estilo japonés (Washitsu), constituyendo junto al Tokonoma, el Fusuma y el Shôji, los componentes esenciales de un Washitsu.

Los Tatami son esterillas en forma de placas rígidas, usualmente rectangulares, cuyos lados tienen típicamente una relación de 2:1 y un espesor de unos 5 cm. Si bien sus  medidas difieren de una región a otra del Japón debido a patrones propios de cada una de ellas, presentan una medida promedio de 91 cm x 182 cm x 5,5 cm.

Estructuralmente, todo Tatami consta de un cuerpo (Tatami-doko), cobertura (Tatami-omote) y de ribeteado con brocado (Tatami-beri) en los bordes de los lados dominantes.

En la cultura japonesa encontramos numerosos aspectos que han sido heredadas de la cultura China, no obstante, el Tatami es un producto autóctono, propio del Japón, que se desarrolló a partir de una concepción original primitiva (alfombras de diferentes materiales) hasta adquirir, innovaciones mediante, las características del Tatami que conocemos en la actualidad muy acorde a su particular clima.

Su historia, muy extensa por cierto, nos relata no solo de la evolución conceptual del mismo, sino de los hábitos de las personas del pasado, de las características sociales, económicas y políticas, de los cambios socio-económicos, etc., a través de algo más de 1200 años de su existencia.

Presentaremos su historia en dos partes. En esta primera parte, nos extenderemos desde el período Nara hasta la finalización del Japón feudal.


El Tatami, desde sus inicios hasta el ocaso del período Edo

Período Nara

 El Tatami más antiguo que se conserva hasta el día de hoy corresponde al período Nara (años  710 a 784), una pertenencia del Emperador Shômu (45º Emperador del Japón). Se trata del «Goshô no Tatami», un Tatami dispuesto sobre una plataforma de madera y empleada como cama. El Tatami, consistía en 5 a 6 esterillas de Zizania (Z. latifolia o arroz silvestre de Manchuria) superpuestas, revestidas a su vez de una cobertura de esterilla de junco (Juncus effusus var. decipiens cv. Utilis), terminado con un ribeteado con brocado en el borde.

 FOTO

 


Vestigio del «Goshô no Tatami» [Foto A] perteneciente al Emperador Shômu. El mismo se apoyaba sobre una firme plataforma de madera (especie de ciprés japonés) [Fotos B y C] conformando una especie de cama de nuestros tiempos.

[Resguardado en Shôsôin del Templo Tôdai-ji de Nara, uno de los monumentos históricos de la antigua Nara y Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO]

En diversas fuentes bibliográficas como el Kojiki (libro de historia más antiguo del Japón, año 712), Nihon Shoki (2º libro más antiguo sobre historia del Japón, año 720),  Manyôshû ("Antología de la Miríada de Hojas", compilado de poesía japonesa más antigua y de mayor relevancia histórica, año 759), etc., aparece el término «Tatami» señalando genéricamente a los objetos «apilables» o los  «plegables», tales como las alfombras de algodón, seda o de pieles, esterillas de cárex, etc.

Si bien, el término Tatami se viene empleando desde la antigüedad, podemos constatar que conceptualmente eran diferentes a lo que hoy entendemos como tal.


Período Heian

Ya en el período Heian (años 794 a 1185) con la consolidación del estilo arquitectónico Shindenzukuri, propio de la aristocracia, podemos visualizar los Tatami dispuestos en partes de las amplias habitaciones de piso de madera, cumpliendo la función de lecho en algunos casos y de asientos en otros.

Ise Monogatari y Genji Monogatari dan testimonio del uso del Tatami. En esta época, el uso del Tatami era prohibitivo para las otras clases que no fuera la aristocrática, y su espesor, dimensión y tipo de ribete (Tatami-beri), dependían de la clase y jerarquía de su propietario, convirtiéndose en símbolo de poder. Aún más, el Tatami no revestía la totalidad de la superficie de una habitación, sino, se trataba de un «Tatami portátil» que los nobles trasladaban de un lugar a otro disponiéndolo en el lugar según la necesidad.


«Suzumushi» de Genji Monogatari Emaki (versión «Takayoshi Genji», Tesoro Nacional del Japón). [Museo de Bellas Artes Gotô. Tokio], Genji Monogatari

«Asagao» del álbum de obras conocidas como «Genji Monogatari Gajô» de Mitsuoki Tosa. [Burke Collection]

Notas:

Ise Monogatari , Ise Monogatari, es una colección japonesa de relatos cortos en verso acerca del poeta Ariwara no Narihira, nieto del Emperador Heizei. La recopilación data del siglo X, a principio del período Heian.

 

Genji Monogatari, Genji Monogatari, novela de mediados del período Heian, generalmente traducido como Novela de Genji, Romance de Genji o Historia de Genji, es una novela clásica de la literatura japonesa, considerada una de las novelas más antiguas de la historia.

 

Genji Monogatari Emaki, Genji Monogatari es una narrativa ilustrada en forma horizontal, presentada como pintura en rollo, basada en Genji Monogatari. Existen numerosas versiones de Emaki con este título. Esta imagen «Suzumushi» pertenece a la obra conocida como «Takayoshi Genji» de fines del período Heian y designada Tesoro Nacional del Japón. (Museo de Bellas Artes Gotô. Tokio)

 

Mitsuoki Tosa (1617 - 1691), pintor japonés del período Edo. Autor de «Genji Monogatari Gajô» y otras obras.

 

Período Kamakura - Muromachi

En el período Kamakura (años 1185 a 1333),  no se observa grandes cambios respecto al período anterior en lo que respecta al Tatami.

Lo dominante en esta época todavía es la cobertura parcial del piso de madera, revistiendo por ejemplo el perímetro de las habitaciones dejando al descubierto la superficie central. De todas maneras,  podemos constatar en algunas de las pinturas de la época que se insinúa una tendencia a la cobertura total de la superficie del piso de las habitaciones (Observe la pintura inferior del Kasuga Gongen Rei Genki Emaki).

Junto con la consolidación del estilo arquitectónico Shoinzukuri (estilo de construcción propio de los Bukeyashiki), a mediados del período Muromachi (años 1338 a 1573), el «piso de Tatami» se afianza en el Washitsu, revistiendo la totalidad de la superficie del piso, dejando así de lado su función mobiliaria como lecho o asiento, propio de otras épocas, pasando a adoptar su protagonismo como material de piso que hoy conocemos.

En este último período, se estipulan las directrices de los ceremoniales y los atuendos, por medio del «Amanomokuzu»(1420). Además, se establecen las normas sobre el uso de ribetes en el Tatami en función de la jerarquía y la clase.

Este cambio en la arquitectura, en conjunción con la etiqueta de la Ceremonia del Té que fuera incorporada por la familia del Shôgun, obligó a revisar los modales en un espacio de estas características y promovió la costumbre de sentarse en «Seiza» (arrodillados) en los Tatami.

De esta manera, el Shoinzukuri se transforma en el impulsor de una nueva concepción del piso de Tatami y en el disparador de su difusión.

Al parecer, una habitación de 4,5 Tatami en el templo Ginkakuji, construido por Yoshimasa Ashikaga, fue la primera en ostentar un piso cubierto en su totalidad con Tatami.


Período Sengoku

En el período Sengoku o «período de los estados en guerra» (años 1493 a 1573 aproximadamente), aunque gradual, se observa una estable difusión del Tatami.

Las dos grandes productoras de esterillas de cobertura «Tatami omote» de nuestro tiempos son las prefecturas de Kumamoto y Hiroshima, con una producción anual superior al 90 % de la producción nacional. Estas dos prefecturas, precisamente,  iniciaron la producción de estos «Tatami omote» allá por el período Sengoku, en los años 1503 y 1532 respectivamente.

En esta época nace en Osaka una ciudad compuesta por fabricantes de Tatami conocida como Tatamiyachô.


Período Azuchi Momoyama

El período Azuchi Momoyama (años 1573 a 1600 aproximadamente) se caracteriza por la aparición del estilo arquitectónico Sukiyazukuri, estilo propio de la construcción de las casas de té, bajo el influjo de  maestros de la talla de Sen Rikyû y otros, estableciéndose la superficie básica de un Sala de Té en 4,5 Tatami. La disposición del «Ro» (especie de fogón cuadrado hundido en el piso) da lugar a una diversidad de variaciones en la forma de colocar los Tatami.

El Sukiyazukuri trasciende los límites de las casas de té e incide en el Shoinzukuri («Shoinzukuri de estilo Sukiya», según la Historia de la Arquitectura Japonesa) encendiéndose la mecha del boom que hará eclosión más adelante en el período Edo.  La difusión de la Ceremonia del Té entre la población general va de la mano de la difusión gradual del Tatami entre los mismos, con consecuente nacimiento de mas Tatamiyachô en los diferentes centros poblados.

 

Período Edo

En el período Edo (años 1603 a 1868), el Tatami se transformó en un elemento omnipresente y esencial de los Bukeyashiki y la  residencia del Shôgun. Tal era su importancia que se había creado el cargo de Otatami Bugyô (Supervisor de Tatami). No así entre la población general que deben aguardar hasta mediados de este período para que los Tatami lleguen a sus casas. La difusión generalizada hacia las regiones agrícolas ocurre aún más tardíamente, recién para el período Meiji.

En esta época,  la mayoría de los ciudadanos comunes de clase media para abajo habitaban en viviendas colectivas conocidas como «Nagaya». En éstos, los inquilinos debían llevar sus Tatami, ya que los propietarios no tenían la obligación de proveérselos. Esto determinó que los ciudadanos comunes aguzaran el ingenio y desarrollaran la metodología de cuidado de este preciado elemento, para preservar su integridad y su longevidad. Asimismo nos da cuenta de la uniformidad del estándar de las construcciones y de las dimensiones del Tatami


La fuerte difusión del estilo arquitectónico Sukiyazukuri, determinó la modularización de la arquitectura en función de las medidas del Tatami, incrementando la importancia del  mismo.

Hechos como, la intensificación de los intercambios entre los sindicatos de compañeros de Tatami-omote en las grandes ciudades como Edo y Osaka, la creación del sindicato del Tatami, el fomento del cultivo del junco en Hiroshima, Okayama, etc., el establecimiento del régimen de control de clase y la creación de 6 rangos entre los involucrados en la manufactura del Tatami dentro del marco del feudalismo, entre otros, atestiguan la importancia que llegó a adquirir el Tatami en todos los órdenes de la vida de esta época.

No obstante, en esta época todavía persiste una evidente y marcada diferenciación social, propia del Japón feudal, que se expresan en las restricciones de los materiales que pueden emplearse para la confección del Tatami en función de la clase social.

 
Banner
Banner
Banner

Encuesta de Edades

¿Cuál es tu edad?